• No hay productos en el carrito.

  • LOGIN

La huella de la revolución audio e video en los libros

¿Cómo podría cambiar la revolución audio y video que estamos viviendo nuestra forma de leer y de hacer libros para niños?

Dice el psicólogo Jordan Peterson que la mayoría de las personas prefiere escuchar a leer. Leer no es un acto natural  y por lo tanto requiere más nivel de atención y una abstracción mayor.  

 

Hay varias cuestiones entrelazadas que curiosamente también surgieron hace unos años cuando el libro digital luchaba con el libro físico. Al principio no se sabía bien la diferencia y las editoriales la trataron como un cambio de formato, de igual a igual. Fue un error. Cada uno tenía su uso independiente y estaba en los detalles averiguar cual era.   

Después estaba toda una generación que sabía que los libros costaban dinero pero se podían descargar gratuitamente juegos y libros. El cambio no fue fácil, por ejemplo  en el libro digital o la app infantil los padres no querían pagar más de 2-3 € por un libro o un juego cuando había tantos gratis. Las editoriales digitales pequeñas y medianas desaparecieron porque solamente las grandes empresas se podían permitir ofrecer libros o juegos gratis, tampoco tenían medios de promoción, no bastaba con que el producto fuera bueno.

 

En el caso particular del libro infantil, hace unos años, cuando la industria pensaba que todo iba a cambiar porque íbamos hacía al libro digital sucedió lo inesperado. Los chicos no se concentraban en la historia o las imágenes, preferían jugar, tocar, escuchar.  La historia y las imágenes se perdían completamente, eso implicaba perder la esencia misma del libro. El libro, también para los pequeños, necesitaba de una atención.  Aprendimos  que leer bien no es tan sencillo ni tan natural. Requiere un esfuerzo , una concentración. 

 

 Había otro cuello de botella grande; la distribución, no era tan abierta como la de las librerías , era monolítica. Apple , Amazon o Android tenían el control absoluto sobre lo que se vendía y lo que no. No había una red que más o menos fuera intelectualmente independiente, todo estaba condicionado a los primeros 50 puestos. Se vendía el 90-100 % ahí.  

 

Hoy en día el libro físico es variado y hay muchas editoriales medianas y pequeñas  porque hay miles de libreros que se miran y estudian los catálogos y piden a las editoriales los libros que intuyen les pudieran interesar . Si éstas desaparecieran serían las distribuidores digitales las que deberían elegir qué libro promover y cual no. Que yo sepa Amazon o Apple no revisa lo que se publica, todavía no existen los libreros independientes en Amazon o Apple.

 

Yo creo que el podcast tendrá un sitio , el libro digital otro, el libro físico otro y el audiolibro otro. Están por resolver los grandes problemas que no se han resuelto todavía con el libro digital.  Yo creía que el libro digital iba a cambiar el mundo por sus posibilidades. Por 20 € se puede construir un libro digital con batería solar con las 1000 mejores obras de la literatura  y hacerlo llegar a cada niño con una educación pobre. Pero ese es el menor de los problemas, el problema es hacer saltar los mecanismos para que los lea con ganas y los entienda. Esa sería la verdadera revolución. 

 

mayo 11, 2020

0 responses on "La huella de la revolución audio e video en los libros"

Leave a Message